marzo 20 2017 0Comment
Preikestolen. Viaje a Noruega en furgoneta. Bimbos Van

Preikestolen: la (espectacular) romería de Noruega

Tod@s queremos ir a Preikestolen, el mirador por excelencia de de Noruega. Y cuando digo tod@s, me refiero a tod@s. 😉

Nosotros lo visitamos durante nuestro viaje a Noruega en furgoneta y realmente el sitio es espectacular, las vistas son impresionantes, sentarte en la punta de la roca con 600 metros de vacío debajo de tus pies te pone el corazón a 1.000… pero si queréis disfrutar de esta experiencia, ¡más os vale empezar a caminar pronto!

Nosotros empezamos a las 9 h. y ya nos pareció un poco tarde al ver toda la gente que enfilaba el camino. Sin exagerar, había tramos en los que nos teníamos que esperar por la cola que se formaba.

Así que primera recomendación

Si podéis, empezad a caminar muy pronto. Salir a las 6.30 h – 7 h, para estar sobre las 8 h arriba y disfrutar de las vistas en solitario, debe ser espectacular.

Caminamos a paso ligero y en una hora estábamos arriba. Las vistas nos dejaron sin aliento (aunque había un poco de niebla que no nos dejó ver al 100% el fiordo bajo nuestros pies). Os recomendamos subir a las rocas que hay detrás del mirador, para tener unas vistas aún mejores.

Preikestolen. Viaje a Noruega en furgoneta. Bimbos Van

Preikestolen. Viaje a Noruega en furgoneta. Bimbos Van

Preikestolen. Viaje a Noruega en furgoneta. Bimbos VanPreikestolen. Viaje a Noruega en furgoneta. Bimbos Van

Segunda recomendación

Si lleváis tienda de campaña con vosotros, sin ninguna duda, ese es un magnífico sitio para acampar. La zona es muy pedregosa, pero seguro que encontráis un mágico rincón donde pasar la noche, para poder levantaros a primera hora y ser los primeros en disfrutar del espectáculo.

Sobre las 12 h. – 13 h. decidimos bajar y si antes nos había parecido que había mucha gente, el camino de vuelta parecía una romería. Resulta que los cruceros llegan a Stavanger y hacen excursión al Púlpito. Salen por la mañana, los suben en autobús hasta el parking de Preikestolen y sobre las 12 h. llegan al mirador. A toda esa gente, se le habían sumado otros viajeros que habían empezado a subir sobre las 10 – 11 h. Tardamos más en bajar que en subir, por las colas que se formaban en los tramos estrechos y ayudar a pasar a algunos que tenían dificultades por no ir con el calzado adecuado (parecía que no estaban al caso de que se tenía que andar unos 4 km para llegar al mirador). El camino no es complicado, pero llovía un poco y el suelo era muy resbaladizo.

Por cierto, si tenéis pensado dormir en el parking de Preikestolen la noche antes de subir al Púlpito, os lo tenéis que quitar de la cabeza. Está prohibido aparcar de 22 h. a 6 h. El parking cuesta 150 NOK (unos 20€) y sólo podéis aparcar allí durante el día (hay WiFi gratuito). Hay señales de prohibido aparcar en los 6 km de carretera que llevan hasta el parking.

Tercera recomendación

Si no queréis dormir en camping, nosotros dormimos en el área de servicio que hay antes del cruce que lleva al parking (es pequeñita y queda al lado de la carretera, pero cumplió con su función). Si lo preferís también hay un camping en la misma carretera que sube hasta el parking de Preikestolen.

El monopolio que tienen montado los del camping y los del parking nos dio un poco de rabia, pero una vez asumido pasamos por el tubo y las vistas desde Preikestolen lo compensaron.

¿Queréis leer más sobre nuestro viaje por Noruega? Aquí encontraréis más posts.

¡Gracias por leerme!

La Bimba 😉

xevids

Write a Reply or Comment